Última Hora

El príncipe Andrés, tercer hijo de la reina Isabel II de Inglaterra, aparenta "falsamente" cooperar en el caso del fallecido financista y presunto pederasta Jeffrey Epstein, aseguró este lunes el fiscal federal de Manhattan, Geoffrey Berman. Esto, luego de que los abogados de Andrés aseguraran que su defendido ofreció ayuda como testigo "en al menos tres ocasiones”, desde enero de este año.

"Hoy, el príncipe Andrés buscó una vez más aparentar falsamente ante el público que está deseoso y tiene la voluntad de cooperar con la investigación penal en curso sobre tráfico sexual y delitos relacionados cometidos por Jeffrey Epstein y sus socios", dijo Berman en un comunicado. En el ojo del huracán por su amistad con Epstein, Andrés, de 60 años, se retiró de la vida pública británica hace unos meses.

"El príncipe no ha dado una entrevista a las autoridades federales, ha declinado repetidamente nuestro pedido para fijar esa entrevista y hace casi cuatro meses nos informó de manera inequívoca, a través del mismo abogado que difundió su comunicado de hoy, que no vendría para dicha entrevista", explicó Berman. "Si quiere cooperar con la investigación federal en curso, nuestras puertas siguen abiertas, y esperamos que nos diga cuándo debemos esperarlo", añadió Berman.

Quiere ayudar, pero…

La reacción de la fiscalía ocurrió poco después de la declaración de los abogados de Andrés, dada a conocer luego de que el tabloide The Sun revelara que el Departamento de Justicia de EE.UU. pidió formalmente al Ministerio del Interior del Reino Unido que el príncipe respondiera a preguntas, dentro de las pesquisas sobre la supuesta red de explotación sexual de Epstein, hallado muerto en su celda el año pasado cuando estaba siendo juzgado.

"Es importante destacar que el departamento de Justicia nos informó de que el duque no es y nunca ha sido un ‘blanco' de sus investigaciones penales sobre Epstein y que buscaron su cooperación voluntaria y confidencial", añadieron los abogados. "Desafortunadamente", agregaron, la justicia estadounidense "ha reaccionado a las dos primeras ofertas incumpliendo sus propias reglas de confidencialidad y alegando que el duque ha ofrecido cero cooperación".

Según la publicación del Sun, el departamento de Justicia de EE.UU. habría remitido al Reino Unido una petición de "asistencia legal mutua" (MLA, en inglés), utilizada en casos criminales. Esta petición, agrega el tabloide, implica que el príncipe puede verse forzado a comparecer como testigo ante un tribunal británico, si bien las autoridades del Reino Unido no han tomado una decisión sobre la solicitud remitida por las autoridades de EE.UU.