Última Hora

Costa Rica registró este domingo un récord de casos nuevos de COVID-19: 55 personas fueron diagnosticadas en las últimas 24 horas. La mayoría de enfermos está en Pococí, Upala y San Carlos.

Ante este panorama surge una pregunta: ¿continuará la reapertura económica a pesar del aumento de casos?

El doctor Rodrigo Marín, director de Vigilancia de la Salud, respondió en conferencia de prensa. 

"Aquí nada está escrito en piedra, si bien es cierto estamos estratificando las zonas de riesgo y estamos liberando algunas medidas, nada está escrito en piedra. Como mismo otros países han regresado a medidas estrictas, con un análisis estricto que se está haciendo diariamente, pudiésemos flexibilizar o endurecer alguna de las medidas. Eso es una realidad", dijo. 

El funcionario descartó la transmisión comunitaria del nuevo coronavirus en el país. Según explicó, todavía es posible seguir el rastro a la mayoría de casos; por eso, se mantienen en constante investigación. 

​"Estamos estratificando las medidas basados en un riguroso estudio epidemiológico, valoración de riesgos que incluye también movilizaciones sociales, riesgos demográficos y un seguimiento estricto de los contactos, así como muestreo en zonas calientes. Continuamos con vigilancia estricta en todo el país (...) Tenemos monitoreado el riesgo de todo el país y podemos hacerlo estratificado por el momento", agregó Marín. 

Por su parte, el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexander Solís, aclaró que se trata de una situación muy cambiante, sujeta a monitoreo las 24 horas del día. 

"Yo quiero insistir en el llamado que tenemos a nivel de cada una de nuestras comunidades, cada uno de nuestros barrios, de nuestra casa, a tomar todas las medidas de prevención para evitar que la transmisión de esta enfermedad siga afectándonos", concluyó Solís, con la esperanza de aplanar nuevamente la curva del COVID-19.

Repase la conferencia de prensa en el siguiente video: