Última Hora

Kendall Valverde Guzmán es un niño muy alegre que ha dejado una huella en cada persona que conoce.​

A sus cuatro añitos, ha sufrido problemas respiratorios. En abril de este año, su mamá Melissa Guzmán notó algo raro en su voz.


“Lo sentía como hablando feo, como si tuviera una flema atravesada, le di medicamentos, pero no le hacían nada, lo llevé donde un otorrino y le dijeron que tenía las amígdalas muy grandes y había que extraérselas en el Hospital de Niños”, contó su mamá.

Este jueves, Kendall fue operado exitosamente y antes de la cirugía le pidió a los doctores que cantaran junto a él la canción contra el coronavirus.

Este tema, según contó Melissa, lo creó en el kínder. Les pidieron a los niños que fueran compositores por un día y como Kendall siempre había insistido en que la gente se lavara las manos, usara mascarillas y no saliera de casa, utilizó estas medidas de prevención como su inspiración.


“El coronavirus es muy malo, mata gente, lávense las manos, échense alcohol, no salgan de su casa, stay home (quédense en casa)…”, es parte de la letra de Kendall.

Unas cuatro horas después de la cirugía, su mamá cuenta que Kendall empezó a bailar y estaba muy alegre.


“Kendall es un chiquito que siempre está alegre y feliz, él tiene mucho impacto con mis compañeros de trabajo, con toda la gente que lo conoce deja una huella”.