Última Hora

El presidente Carlos Alvarado firmó este viernes la histórica reforma constitucional que reconoce el acceso al agua potable como un derecho humano y por lo tanto inviolable.

Se trata de un proyecto aprobado hace dos semanas por los diputados, tras 18 años de lucha en la corriente legislativa.

“Durante los últimos 18 años era un tema recurrente en el que se peleaba y peleaba pero había bloqueo absoluto y se convirtió en un hito de una pelea que había que dar.

“Ahora, en retrospectiva, parece increíble que en un acto tan familiar, en un lugar tan bonito y con una calma tan profunda estemos haciendo realidad esto, porque ciertamente pareció un momento que esto no iba a llegar y ya es una realidad”, aseguró el mandatario en un acto celebrado en el Parque Nacional Tapantí-Macizo de la Muerte, uno de los lugares más lluviosos del país.

A partir de hoy, al artículo 50 de la Constitución agregará el siguiente párrafo:

“Toda persona tiene el derecho humano, básico e irrenunciable de acceso al agua potable, como bien esencial para la vida.  El agua es un bien de la Nación, indispensable para proteger tal derecho humano. Su uso, conservación y explotación se regirá por lo que establezca la ley que se creará para estos efectos, y tendrá prioridad el abastecimiento del agua potable para consumo de las personas y las poblaciones”.

Además, incluirá un transitorio nuevo:

“Se mantienen vigentes las leyes, las concesiones y los permisos de uso actuales, otorgados conforme a derecho, así como los derechos derivados de estos, mientras no entre en vigencia una nueva ley que regule el uso, explotación y conservación del agua”.

La reforma reconoce el acceso al agua como un derecho fundamental tanto en calidad y cantidad y lo vincula directamente a otros derechos humanos como la vida y la salud; además, establece que el agua siempre tendrá prioridad para el consumo humano antes que cualquier otra actividad y la define como un bien de la nación.

En el acto participaron, además del mandatario, la Primera Dama Claudia Dobles, el ministro de Ambiente Carlos Manuel Rodríguez y las viceministras de esa cartera, diputados y diputadas que fueron parte de la discusión, el viceministro de Energía Rolando Castro, la presidenta ejecutiva del AyA Yamileth Astorga y representantes del sector turístico.