Última Hora

Una protesta por la muerte de un joven que estaba en custodia policial degeneró este jueves en disturbios y dejó un policía lesionado por quemaduras en la ciudad mexicana de Guadalajara, donde el hombre había sido detenido presuntamente por incumplir medidas para evitar contagios de COVID-19.

Decenas de personas salieron a las calles para exigir justicia en el caso de Giovanni López, de 30 años y quien murió a inicios de mayo en la localidad de Ixtlahuacán (estado de Jalisco, oeste), aunque sus familiares recién denunciaron el caso esta semana.

Pero la protesta se tornó violenta cuando encapuchados hicieron pintadas en inmuebles, prendieron fuego a un policía, incendiaron dos patrullas y provocaron daños al edificio del gobierno estatal, siendo dispersados luego por agentes antimotines. Las autoridades confirmaron que 27 personas fueron detenidas tras la trifulca.

"A una legítima manifestación y a un reclamo justo, lo invadieron intereses de otra naturaleza (...) Lo que vimos fue un acto de violencia que nunca habíamos visto en nuestra ciudad", acusó el gobernador del estado, Enrique Alfaro, en un video difundido la noche del jueves.

La fiscalía estatal informó que ya investiga la muerte de López, quien, según dijo, habría sido detenido por policías municipales por una "falta administrativa" y no porque no portaba cubrebocas.

El organismo añadió que el hombre habría fallecido a causa de golpes propinados por los policías municipales y no de lesiones con arma de fuego.

Del Toro pide justicia

El laureado cineasta mexicano Guillermo del Toro se unió en redes sociales a la ola de indignación que provocó el caso, y clamó justicia para el joven trabajador de la construcción.

"A más de un mes, no hay respuestas, no hay arrestos. No es abuso de autoridad (...) El sinsentido -la locura absoluta- es que ocurra un asesinato a nombre de un asunto de salud pública", escribió Del Toro en su cuenta de Twitter.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenó la muerte de López y se declaró preocupada por las alegaciones de que ésta se produjo en "en el contexto de la implementación de medidas (...) por la pandemia", incluido el uso obligatorio de tapabocas en Jalisco.

Por su parte, la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, dependiente de la Secretaría de Gobernación (Interior), dijo que ya solicitó información de las carpetas de investigación "por el probable uso excesivo de la fuerza pública registrado en el caso".

Del Toro, ganador del Oscar en 2018 por "La forma del agua", ya había reprochado en abril al gobierno de Jalisco, su estado natal, por supuestos abusos de la autoridad policial contra ciudadanos bajo pretexto de no usar cubrebocas.

Un video grabado por un hermano del fallecido, publicado en redes sociales, muestra el arresto de López. En la grabación se escucha a una mujer cuestionar si la razón es porque no usaba mascarilla.

La familia denunció que el alcalde local, Eduardo Cervantes, les ofreció 200.000 pesos (unos 9.000 dólares) por no difundir el video, lo que éste negó. 

México, de 120 millones de habitantes, registra 105.680 casos confirmados de coronavirus y 12.545 defunciones, en momentos en que el gobierno dispuso la reactivación de la economía.