Última Hora

El Ministerio de Seguridad Pública informó que cada día unos 200 nicaragüenses tratan de ingresar al país de manera ilegal. Ellos consiguen taxistas formales e informales, motos o busetas que les cobran entre ₡5.000 y ₡20.000 para movilizarlos.​

La frontera con Nicaragua mide 309 kilómetros. Las autoridades hacen sus mejores esfuerzos por vigilar una zona tan extensa, pero esto se ve entorpecido por la actitud de algunas personas en el borde fronterizo.

De los 52 nuevos casos que se presentaron este miércoles, las autoridades dijeron que 27 son extranjeros, sin precisar la nacionalidad.

Esta semana, Salud decidió endurecer medidas en varios distritos del borde fronterizo, donde los casos se han disparados en los últimos 10 días.

Las medidas son restricción vehicular y de navegación, así como horarios diferenciados para los comercios, pero esto no será suficiente si algunas personas no dejan de favorecer la entrada ilegal de inmigrantes en la frontera y si en los poblados donde hay más contagio, no se aplican las medidas de prevención como el distanciamiento o el lavado de manos.