Última Hora

Este jueves se votará en la Asamblea Legislativa, en primer debate, el proyecto contra el acoso sexual callejero.

Por esa razón, Patricia Mora Castellanos, ministra de la Condición de la Mujer, instó a los diputados para que aprueben la iniciativa.

“El acoso sexual en espacios públicos es una forma de violencia contra las mujeres y debe ser sancionado. Sus escenarios son muchos y sus cómplices quienes lo justifican, lo minimizan y lo naturalizan”, aseguró la presidenta ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU).

Este expediente establece el acoso sexual como una forma más de violencia y avanza en el reconocimiento de esta conducta como un delito.

Además, busca garantizar el derecho de todas las personas de transitar o permanecer libres de acoso sexual en espacios públicos, en espacios privados de acceso público y en medios de transporte remunerado de personas. 

El expediente 20.299 sanciona como delitos el exhibicionismo o masturbación en espacios públicos, de acceso público o en un medio de transporte remunerado de personas; la persecución o acorralamiento y la producción de material audiovisual con connotación sexual de otra persona sin su consentimiento. 

Asimismo, las palabras, ruidos, silbidos, jadeos, gemidos, gestos o ademanes con connotación sexual hacia otra persona sin su consentimiento se tipifican como contravenciones en esta iniciativa de ley.

Diputadas alzan la voz

Este martes, las diputadas del Partido Acción Ciudadana (PAC) compartieron en el Plenario Legislativo sus experiencias de acoso sexual callejero.

La primera en tomar la palabra fue Paola Vega. “Fue en la calle, año 1995, yo tenía nueve años, fue en Bello Horizonte de Escazú. Mi abuela me mandó hacer un mandado simple a la pulpería y de regreso a la casa un carro frenó para pedirme una dirección. Yo de buena gente le intenté dar la dirección y lo que vi fue un tipo adulto masturbándose al frente de una niña de nueve años, el tipo se rio, siguió masturbándose, me dijo cochinadas. Aún hoy, a mis 33 años, lo recuerdo con asco y con dolor y hubiera deseado que en ese momento hubiera una ley contra el acoso sexual callejero”.

Le siguió Laura Guido, quien también puso una cadena en Twitter sobre las muchas dolorosas experiencias que ha tenido.

La diputada oficialista, Carolina Hidalgo, compartió cuando un hombre en la calle se sacó el pene y le orinó la enagua blanca que llevaba puesta.

La empezó a perseguir y solo se detuvo cuando llegó al carro de su esposo.

El proyecto cuenta con el apoyo de más de 25 diputados, en su mayoría mujeres.

El INAMU también comunicó que el avance normativo en este tema debe ir acompañado del cambio cultural; por eso, la institución impulsará en estos días una nueva campaña sobre acoso callejero, la cual circulará en su primera etapa en redes sociales y luego en formatos diversos, incluido un manual de bolsillo dirigido a las mujeres que transitan por la ciudad.