Última Hora

Es claro que el Club Sport Herediano por estos días no anda en sus mejores días. No anda fino, parece resfriado por momentos y apenas logra chispas de fútbol.

Ante Santos de Guápiles tuvo que trabajar de más y se aprovechó de la complicidad del portero Douglas Forvis para dejarse un triunfo de 2-1.

Herediano comienza bien los partidos. Pie al acelerador y arranca golpeando el arco rival, una, dos llegadas y a los 5 minutos, el goleador Yendrick Ruiz mandó la pelota al fondo de los cordeles para el 1-0.

Parecía que la solvencia de otros torneos volvía a aparecer en un cuadro rojiamarillo que tras el parón por la pandemia ha arrastrado muchas dudas sobre su nivel.

Comenzó a despejar esas dudas a mitad de semana, cuando al fin pudo ganarle al colero La U Universitarios tras seis jornadas sin sumar de tres.

Pero poco a poco el ímpetu se va diluyendo y el Team comienza a adolecer problemas de volumen de juego y el rival toma el papel protagónico poco a poco.

Así levantó la cabeza el Santos, un equipo prácticamente muerto en el certamen, que no se juega nada y arrastra una racha que desde hace años no tenía en la Primera División.

Gracias al buen trabajo de Starling Matarrita –acostumbrado a dar la nota alta con los guapileños- cayó el empate por intermedio de Bryan López al 45’.

Santos pudo empatar, pero tuvo mala puntería pese a que trató por todos los costados.

Más bien fue Gerson Torres el que logró marcar para el Team y encaminar así el triunfo con un remate que contó con la complicidad del portero Douglas Forvis que soltó la pelota para el 2-1.

Antes ya el Santos se había quedado sin un jugador por una entrada artera de Alvin Bennett que se ganó la roja directa al 54’.

Cuando ya caía el partido, Yeltsin Tejeda –llegado de emergente como una de las variantes- aprovechó un balón en el área para rematar la victoria con un 3-1 al 86’.

El Team, que es tercero con 33 puntos, enfrentará la próxima jornada al Cartaginés en un partido que podría encaminar el rumbo de ambos a semifinales.