Última Hora

El motociclismo se convirtió este jueves en el primer deporte de motor en Costa Rica que recibe el aval para el retorno a los entrenamientos en pista luego de semanas suspendidos por la crisis del COVID-19.

El ministro del Deporte, Hernán Solano, autorizó a la Federación de Motociclismo Costarricense los protocolos sanitarios que solicita el Ministerio de Salud para evitar el riesgo de contagio por coronavirus.

Eso sí, este deporte y sus modalidades únicamente se podrá practicar en nueve pistas del país: Puriscal, Corralillo de Cartago, Sabanilla de Alajuela, San Mateo, Santa Ana, San Carlos, Guácimo, Pérez Zeledón y Parque Viva.

Entre las medidas que deberán cumplir los 600 pilotos acreditados por la entidad deportiva se encuentran el constante lavado de manos, horarios diferenciados para los deportistas, aplicación de burbujas sociales y uso de mascarillas.

“Es una noticia que nos llena de emoción porque de esta forma poco a poco iremos reactivando la economía del país ante esta emergencia.

“Seguiremos trabajando de la mano con las autoridades para regresar de nuevo a las competencias y llevar adrenalina y emoción tanto a los pilotos como al público aficionado”, aseguró el presidente de dicha federación, Marco Cercone.

Con el motociclismo ya son 14 los deportes que cuentan con las guías avaladas para el regreso a los entrenamientos.

“Es importante aclarar que solo podrán volver aquellos que estén acreditados ante la entidad deportiva en sus cinco modalidades (Motocross, Enduro, Cross country, Moto de alta cilindrada, Motovelocidad) y en los recintos autorizados”, agregó el ministro Solano.