Última Hora

La situación del COVID-19 provoca que la dirección general de las Pequeñas Ligas de béisbol a nivel latinoamericano cancelen todos los eventos internacionales y locales en todas sus categorías.

La sede en Costa Rica es liderada por el expelotero y técnico nacional, Mauricio Alpízar, quien asegura que la determinación es lógica y por ahora solo queda esperar la reanudación de los entrenamientos, pero con miras al 2021.

La sede de la organización se ubica en Pensilvania, Estados Unidos, que dio la orden de suspender actividades a todos los directores de la región y de inmediato en nuestro país se acató la medida. 

Las Pequeñas Ligas la conforman equipos regionales con peloteros que participan en las categorías Infantiles, junior y senior, estos últimos de 15 y 16 años.

Por ahora, Alpízar confía en la reapertura de los campos de béisbol lo más pronto posible.

“Nosotros esperamos que el Gobierno, por medio de Ministro de Salud y el Ministro del deporte ya nos permitan reabrir los campos deportivos”, indicó Alpízar.

En Costa Rica existen cerca de 600 jóvenes involucrados en el programa nacional de Pequeñas Ligas.