Última Hora

Por el momento, la monja permanece en la casa de las Hermanas de María Auxiliadora, ubicada en Curridabat.

Aunque sigue perteneciendo a la congregación, fue apartada de todo tipo de labores mientras el Ministerio Público investiga el caso de supuesto abuso sexual a dos menores de 2 y 6 años en un albergue.

El Patronato Nacional de la Infancia presentó la denuncia que ahora investiga la Fiscalía de San Joaquín de Flores, luego de que, aparentemente, una de las niñas contara lo sucedido.

La iglesia católica se mostró completamente abierta a colaborar con el proceso judicial, y por eso investigará el caso por su cuenta. Según el proceso canónigo correspondiente, en nuestro país se conformará un tribunal de religiosos para reunir las pruebas suficientes, que posteriormente serán enviadas a Roma, donde se tomará la decisión de separar o no a la monja de la congregación.

Por el momento, las dos niñas permanecen en un hogar adoptivo y reciben atención por parte del PANI.

El Ministerio Público confirmó que todavía no se han trasladado cargos a ninguna persona, porque la investigación apenas se encuentra en una etapa preparatoria.