Última Hora
BBC
Ying Ying y Le Le lograron aparearse mientras el zoológico estaba cerrado al público debido al coronavirus.

Hace 10 años venían intentándolo y todo indica que finalmente lo lograron en plena cuarentena.

Dos pandas de Ocean Park, un zoológico en Hong Kong, se aparearon naturalmente esta semana.

La hembra y el macho, llamados respectivamente Ying Ying y Le Le, venían intentando aparearse sin éxito desde 2010, por lo que contaban con “años de aprendizaje”, de acuerdo al zoológico.

Ocean Park se encuentra cerrado al público debido a la pandemia de coronavirus y la privacidad podría haber influido el comportamiento de los animales.

Michael Boos, director de conservación del zoológico, dijo que todo el personal se encuentra entusiasmado ante un posible panda bebé.

"Las probabilidades de embarazo tras un apareamiento natural son mucho mayores que en el caso de la inseminación artificial”, señaló Boos en un comunicado.

Sexo difícil

La temporada de apareamiento de los osos panda va de marzo a mayo, por lo que los veterinarios de Ocean Park venían midiendo los niveles hormonales de Ying Ying.

Ying Ying the panda
Ocean Park Zoo
Ying Ying se apareó con éxito con Le Le el 6 de abril de 2020.

Ambos animales tienen 14 años. Las hembras panda maduran sexualmente a los 5 años y los machos a los 7.

En 2015, tanto Ying Ying como Le Le habían participado de un programa de inseminación artificial en Wolong en Sichuan, la mayor reserva de pandas en territorio chino. El semen de Le Le fue usado para inseminar varias hembras.

Y Ying Ying llegó a quedar preñada, pero sufrió un aborto espontáneo poco después.

La procreación es notoriamente difícil en el caso de los osos panda, cuya población en estado silvestre se estima en 1.800 individuos.

Las hembras ovulan solo una vez al año en un período muy corto de tiempo, que debe ser detectado rápidamente por el macho.

El panda Lee Lee.
Ocean Park Zoo
Le Le has tiene otras cosas que hacer además de aparearse, como comer bambú.

Y un estudio de 2015 constató que la atracción mutua también es crucial.

El estudio, publicado en Nature Communications por la investigadora Megan Martin, de la organización de conservación PDX Wildlife, analizó el comportamiento de pandas en una reserva en China y concluyó que las hembras a las que se les permite aparearse con su pareja predilecta dentro de un grupo de machos tienen el doble de probabilidad de concebir.

Señales de embarazo

Los veterinarios de Ocean Park seguirán muy de cerca a Ying Ying en los próximos meses.

La gestación de las hembras panda fluctúa. El embarazo dura en promedio unos cinco meses, pero puede llegar a durar hasta cerca de diez.

El embarazo solo puede ser confirmado por ultrasonido entre 14 y 17 días antes del nacimiento de la diminuta cría.

Pero los veterinarios pueden seguir otros indicios.

“Si el apareamiento fue exitoso, veremos algunas señales de preñez ya a fines de junio, como fluctuaciones hormonales o cambios en el comportamiento”, afirmó Boos.

En medio de la crisis del coronavirus, el posible embarazo de Ying Ying es según Boos “un motivo de alegría en momentos en que Hong Kong está inmerso en una nube de malas noticias”.