Última Hora

El Covid-19 afecta a miles de costarricenses, peor aún a los que dependen del sector turismo. Las zonas costeras del país requieren más ayuda que nunca.

Ante esta realidad, el restaurante Lolas en Avellanas, Guanacaste, creó una campaña que verdaderamente hace la diferencia.

Con fondos propios, entregan más de 100 almuerzos diarios a pobladores cuyos ingresos quedaron en cero debido a la emergencia sanitaria.

Las personas solo deben llevar un recipiente plástico y se llevan su comida. También se les da alimentos para familiares que no pueden desplazarse hasta el restaurante.

El propietario del negocio pide que otros restaurantes del sector se unan y, si tienen los medios, realicen campañas como esta.