Última Hora

Oficiales de la Fuerza Pública clausuraron, en las últimas horas, un gimnasio y una iglesia en Pérez Zeledón por violar las medidas emitidas por el Ministerio de Salud con el fin de frenar la propagación del coronavirus.

“La Fuerza Pública recibió una alerta mediante el Sistema de Emergencias 9-1-1, sobre una actividad religiosa que se realizaba en una iglesia y donde se daba aglomeración de personas. Cuando los policías llegan al lugar confirmaron la alerta y de inmediato clausuran el lugar”, dijo Edwin Miranda, director regional de Fuerza Pública.

En la iglesia había 13 personas y tenían, además, artefactos musicales a alto volumen.

“Con respecto al cierre del gimnasio los policías de la Fuerza Pública de Pérez Zeledón detectaron abierto el local y con actividad dentro del mismo, razón por la cual procedieron a clausurarlo”, agregó Miranda.

El pastor de la iglesia y el dueño del gimnasio fueron notificados por las autoridades, pues desacataron las normas sanitarias. 

El Gobierno emitió una directriz, semanas atrás, en la que ordena el cierre de lugares donde hay aglomeración de personas para evitar un contagio masivo de Covid-19.