Última Hora

Los conductores de plataformas tecnológicas como Uber y DiDi solicitaron al Gobierno subsidios económicos debido a la crisis que atraviesan actualmente por el coronavirus.

Pese a que la labor se mantiene en la informalidad, representantes de cinco asociaciones de choferes aseguran que les gustaría sumarse a la campaña de quedarse en casa, pero para muchos significa el sustento de sus familias y no pueden hacerlo.

“Las personas que se dedican a la actividad del transporte remunerado de personas por medio de plataformas tecnológicas, en su mayoría viven al 100% de la actividad, son familias que dependen del ingreso de lo que se generó día con día”, señalan por medio de un comunicado.

Ante esta situación, solicitan ser contemplados dentro del plan “Proteger”, una de las iniciativas anunciadas por el Gobierno para apoyar a las personas, los trabajos y las empresas ante las dificultades ocasionadas por el Covid-19.

“Costa Rica necesita un cese de actividades real en carreteras, cero contacto social… En el desempeño diario de cada chofer es prácticamente imposible el cumplir con esto por lo que estamos con un alto grado de probabilidad de enfermar y ser un foco de contagio”, argumentan.

La plataforma DiDi anunció, este lunes, que la empresa habilitó fondos económicos para apoyar a sus socios conductores mayores de 65 años.

La compañía destinó $10 millones de dólares que se repartirán entre todos los países donde opera la aplicación.

“Para prevenir riesgos de salud en los socios mayores de 65 años, se ha desarrollado un programa semanal de apoyo financiero para que puedan quedarse en casa. El programa les otorgará el 75% de sus ganancias promedio”, detallaron.

Además, el apoyo de hasta 28 días de ingresos se extenderá a familiares directos, en caso de que sean diagnosticados positivos por coronavirus, al tiempo que se reducirá la tasa de servicio para sus afiliados a un 5%.

Cerca de 20.000 personas en Costa Rica se dedican al transporte privado de personas, el cual se mantiene sin regulación estatal.