Última Hora

Dos oficiales de seguridad privada murieron asesinados en cuestión de cuatro horas, en medio de supuestos intentos de asalto y en diferentes circunstancias.

El primer homicidio se registró la noche del martes en el sector de La Galera, en Curridabat.

El cuerpo sin vida de un oficial de seguridad privada, identificado como Luis Vargas Fallas, fue hallado dentro de una bodega de la Empresa Servicios Unidos Susa.

La víctima habría recibido al menos cuatro impactos de bala. Al tiempo que las autoridades no hallaron ni el radio ni el arma de reglamento del oficial.

Cuatro horas más tarde, la madrugada de este miércoles apareció sin vida otro oficial de seguridad privada.

Esta vez en La Rivera de Belén, dentro de una construcción. Allí fue hallado sin vida Alfonso Pérez Valle.

El hombre tenía un fuerte golpe en la cabeza, que le habría provocado la muerte.

En ambos casos, agentes del Organismo de Investigación Judicial se encargaron del levantamiento de los cuerpos y ahora investigan los homicidios.