Última Hora

En todas las comunidades está el pulpero del pueblo. Casi siempre lo conocemos de toda la vida. Son personas amables, respetuosas y muy trabajadoras.

Este gremio tuvo que buscar alternativas ante el difícil momento que experimenta el país ante el Covid-19.

Los pulperos ahora tienen nuevos métodos para vender los productos.

Algunos los ofrecen mediante las redes sociales y también están las opciones de entrega del pedido en la puerta de la casa del cliente sin cobrar el servicio adicional.

Otros aplicaron el tradicional “mandado", en que consiste, el pulpero se encarga de completar su lista y usted nada más la pasa a recoger.

Algunos ciudadanos estaban preocupados por el abastecimiento de productos en las pulperías del país, sin embargo, las diversas empresas han confirmado que continúan trabajando.

Tal es el caso de la distribuidora el armenio que empaca arroz y frijoles.

La labor de los pulperos es muy importante es este tiempo de crisis, ya que son los más cercanos a las comunidades.

En nuestro país hay 9.600 pulperías, que generan 20.000 empleos directos, de los cuales 42% son mujeres y se impacta a 72.000 familias.

Ante todo, este panorama tan complejo de economía a nivel nacional, los pulperos le piden a toda la población que los apoyen.