Última Hora

La tarde de este miércoles cuadrillas de mantenimiento de RECOPE controlaron una fuga de gasolina en la zona del río Izarco, a la altura del kilómetro 86 en el cantón de Turrialba, originada por una toma ilegal producto del robo de combustible.

En horas de la tarde recibieron una llamada de alerta y de inmediato se desplazaron al lugar personal de mantenimiento, brigada y Salud Ambiente y Seguridad (SAS) de la terminal de El Alto y equipo de contención para atender la emergencia.

En el lugar se encontró una toma tipo abrazadera mal sellada lo que provocó el derrame de gasolina que corrió hacia el cauce del río, que se encuentra a unos cinco metros de distancia de la tubería de 12 pulgadas.

Mientras los trabajadores de mantenimiento reparaban el poliducto, el personal de la brigada procedió a colocar material de contención (mantas absorbentes) para retener el producto.

Por otro lado, miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos peinaron la zona para tratar de limpiar la ribera del río.

Hasta el 17 de marzo se habían presentado 13 casos a lo largo del trayecto de la tubería, especialmente en la región del Caribe.

De noviembre del 2016 a enero del 2020 se han presentado un total de 718 tomas ilegales, lo que ha significado la sustracción de 15.851.041 litros cuyo valor estimado es de ₵8.139.503.575. Los productos que más sustraen son Diésel 50, JET A-1, Gasolina Súper y Gasolina Plus 91 respectivamente. RECOPE trabaja de manera coordinada con las autoridades policiales y judiciales para combatir las acciones del hampa contra el poliducto.