Última Hora

Pese a que apenas se dio este martes la noticia de la posposición de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, desde ya se comienzan a gestar las posibles consecuencias que el traslado de fecha podría provocar.

Y es que las justas que debían llevarse a cabo en la capital japonesa el próximo 24 de julio serán trasladadas para dentro de un año, ya sea en verano o después de este.

De esta forma muchas de las disciplinas deportivas se verían en problemas por calificación o simplemente rendimiento de los atletas.

Pero uno de los detalles que podría causar toda una revolución en la participación e Tokio 2020 radica en el fútbol olímpico, pues hasta ahora la disciplina permite solo acudir con jugadores de 23 años o menos.

Al correrse un año las máximas justas deportivas, la mayoría de selecciones que ya tienen su boleto, así como las que buscarán su clasificación, tendrían que restructurar sus planillas, pues la mayor parte se pasarían de esa edad.

A nivel de la Sele Preolímpica la situación variaría mucho, pues de la prelista enviada a la Concacaf, 17 futbolistas llegarían con más de 23 años.

Bryan Segura, Bernald Alfaro, Cristopher Núñez, Jimmy Marín, Randall Leal, Suhander Zúñiga y Gerson Torres son algunos de los nombres que llegarían pasados de edad. Es decir, la columna vertebral que ha utilizado el técnico Douglas Sequeira.

‘Aún es precipitado’

Pero esta situación no le preocupa al actual técnico de la Sub-23, Douglas Sequeira, quien explicó que hablar de cambios en la edad aún es muy prematuro.

“Hablar de si el COI cambiaría la edad de los jugadores es precipitado, porque apenas están dando el anuncio de la suspensión, pero si se da me parece que lo avisarían con tiempo para tomar las medidas respectivas”, comentó el estratega al departamento de prensa de la Fedefútbol.

Lo que sí tiene claro Sequeira es que el trabajo debe continuar pese al traslado de fechas de Tokio 2020 y desconocerse todavía para cuándo será el nuevo preolímpico que se realizaría en tierras aztecas este mes de marzo.

“La suspensión de los Juegos Olímpicos definitivamente era algo que se veía venir, pero ahora que tenemos la confirmación y que se aplazará por un año es importante no bajar los brazos y seguir con la buena preparación.

“El cronograma de trabajo lo teníamos listo, pero las cosas en las últimas semanas han cambiado mucho, por lo que ahora esperaremos las fechas que dará Concacaf para la eliminatoria. También debemos pensar en cuándo se podría reanudar los campeonatos nacionales e internacionales para hacerle cambios a nuestro plan original”, añadió el técnico de la Preolímpica.

Aunque el estratega confía en que el anuncio de una posible fecha para la competencia se daría con bastante antelación, de ahí que intensificará el seguimiento a cada jugador se mantendrá para no perder mucho de lo que ya se había hecho dentro y fuera del terreno de juego.

“Tenemos una lista de 50 jugadores de los cuales iban a salir 20 para el preolímpico, por lo que, no nos detendremos en ese seguimiento. Estamos claros que la salud es primero, pero el trabajo virtual que veníamos haciendo lo mantendremos, así como el monitoreo de legionarios y seleccionados locales”, concluyó.