Última Hora

Este lunes el presidente Carlos Alvarado, la ministra de la Presidencia interina, Silvia Lara, y el ministro de Agricultura y Ganadería, Renato Alvarado, firmaron la Declaratoria de Interés Público del Plan Nacional para la Recuperación de Territorios Indígenas de Costa Rica (Plan RTI).

El decreto había sido enunciado por el gobierno el pasado 25 de febrero y en él, se instaba a las instituciones de la administración central y descentralizada para que “brindaran todas las facilidades requeridas para la devolución de tierras” a disposición de las comunidades indígenas, como ordena la Ley Indígena aprobada en 1977.

Para Carlos Alvarado este “es un paso fundamental” para “reafirmar el compromiso de la administración con las poblaciones indígenas”. Recalcó que la declaratoria de interés público del plan es “una señal en la ruta del cumplimiento de los derechos humanos”.

Esta opinión fue compartida por el viceministro de la Presidencia, Randall Otárola, quien agregó que “devolución de tierras es una deuda de más de 40 años”, además que el proyecto ayudará a “mejorar el clima de convivencia en las comunidades”.

Ahora le corresponderá al Instituto de Desarrollo Rural (Inder) ejecutar una estrategia para la tenencia de tierras que contempla la referenciación y digitalización de planos, cálculo de coordenadas, censos y levantamiento topográfico de las propiedades y caminos, según explicó el presidente del instituto, Harys Regidor.

La firma de esta declaratoria llega semanas después de que en la comunidad de Térraba se dieran disputas entre indígenas y aparentes usurpadores de tierras. Las autoridades judiciales investigan la muerte del líder indígena Brörán, Jerhy Rivera.