Última Hora

La noche de este jueves los diputados votaron en primer debate y de manera unánime el proyecto de ley para que busca la reducción de jornadas laborales como medida para mitigar el impacto económico del nuevo coronavirus.

Esta es una de las medidas impulsadas desde el Ejecutivo para ayudar a los empresarios y evitar despidos masivos.

Para entender más a fondo los alcances del proyecto Teletica.com entrevistó a la abogada Paola Gutiérrez, quien en cinco puntos señaló los aspectos más importantes de este cambio.

1. “Lo principal es que es una medida excepcional transitoria y ligada necesariamente a una declaratoria de emergencia nacional. Creo que eso es muy importante para que la gente entienda que no es que de ahora en adelante la jornada en el país se puede reducir cuando el patrono quiera”.

2. “Lo que plantea el proyecto es la reducción de las jornadas, que puede ir hasta 50% si el patrono demuestra que la declaratoria de emergencia le ha significado una disminución de sus ingresos en un mínimo de 20%. El proyecto también contempla situaciones de mayor gravedad, aquellas empresas cuya reducción sea de 60% o más, en esos casos, la reducción podría ser de 75%, o sea el 25% del tiempo durante el periodo en que la medida esté vigente”.

3. “Es importante tener presente que la reducción temporal de la jornada conlleva la reducción proporcional del salario”.

4. “El proyecto contempla también mecanismos específicos para evitar que el patrono pueda hacer uso abusivo de esta medida excepcional. Una vez que implementa la medida tiene que pedir autorización al Ministerio de Trabajo y demostrar que la reducción en sus ingresos está directamente relacionada a la declaratoria de emergencia”.

5. “El Ministerio de Trabajo puede, una vez que recibió la solicitud, decidir si acepta o no acepta la reducción de la jornada. Si la acepta, el patrono tendrá que mantenerla durante el plazo temporal establecido, que puede ser entre los tres y como máximo nueve meses. En caso de que no lo acepte, el patrono tiene la obligación de regresar de inmediato a las jornadas completas y en ocho días pagarle a los trabajadores la diferencia de los salarios por el tiempo que estuvieron trabajando de menos”.