Última Hora

El Hospital Nacional de Geriatría y Gerontología Raúl Blanco Cervantes aplicará, a partir de este viernes, las “consultas indirectas” para evitar que los adultos mayores salgan de casa.

El centro médico pidió no llevar al paciente a la consulta para disminuir el riesgo de exposición al coronavirus; en cambio, puede acudir algún familiar o cuidador.

“El médico va a revisar con ellos los exámenes y las recetas (del asegurado) para que puedan llevarse de una vez el tratamiento”, explicó Milena Bolaños, directora del Hospital Blanco Cervantes.

Bolaños indicó que el único requisito es llevar a la “consulta indirecta” la cédula de identidad del adulto mayor, para verificar que atienden a la persona correcta.

Esta medida “es para los pacientes estables, que estén bien, los que no se sienten bien y prefieren que los vea el médico aquí la consulta va a estar lista para poderlos atender”, aclaró la directora médica.

La modalidad de atención adoptada es relevante debido a que los adultos mayores son una de las poblaciones más vulnerables al Covid-19: sus síntomas se complican con más facilidad. 

Este miércoles se registró la primera muerte por esa causa en el país. La víctima tenía 87 años.