Última Hora

Impedir el ingreso de extranjeros durante los próximos 25 días podría traducirse en 23.000 visitas menos. 

Esa es la estimación si se compara la situación actual con el comportamiento de 2019, un año en el que el mundo no vivió una crisis de salud como la del coronavirus.

Según los datos del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), unos 23.000 extranjeros visitaron el país entre el 19 de marzo y el 12 de abril de 2019, lo que representó el 7% de todas las visitas del año.

Las autoridades de turismo aseguran que es imposible “calcular” el impacto que tendrá el Covid-19 en Costa Rica; pero está claro que el golpe será muy fuerte por tratarse de una crisis global.

Cifras preliminares 

A la fecha, el ICT registra 33 cruceros y 44 eventos del nicho de congresos, convenciones y reuniones cancelados, así como cancelaciones masivas en hoteles y tour operadores.   

Además, se han cancelado unas 60.000 noches de hospedaje y existe una caída de un 75% en las reservaciones futuras de líneas aéreas, según datos de la Cámara de Hoteles y Canatur.

“Las cancelaciones, postergaciones hacia Costa Rica son masivas desde el pasado 9 de marzo, para este mes y el siguiente. Los turistas con reservaciones para mayo, junio y julio aún no han tomado una decisión final sobre su vacación”, señaló el ICT ante consultas de Teletica.com. 

Las empresas de turismo confirman que las personas están optando por cancelar y no por reprogramar sus reservaciones.

Jungle Crocodile Safari, empresa fundada en 1993 y que ofrece tours de avistamiento de aves y cocodrilos en Tárcoles y Guacalillo, ya registra una cancelación del 98% para marzo y Semana Santa; para abril y mayo rondaría el 70%.

Un escenario similar vive Grupo Pro Imagen, una empresa que agrupa a 83 asociados del sector, entre hoteles, agencias de viajes, auto rentistas, servicios turísticos, asesores turísticos y otros.

“Los empresarios y las PYMES están muy preocupados y esperan apoyo de parte del Gobierno, no solo para ser orientados, sino también para que haya una negociación urgente con las diferentes instituciones que les permita poder sobrellevar sus préstamos bancarios y cargas sociales en estos meses de crisis”, recalcó Silvia Vargas, presidenta de la Asociación Grupo Pro Imagen.