Última Hora

Una suspensión "hasta nueva orden", pero con el objetivo de "terminar la temporada": la Liga de Campeones tendrá la oportunidad de concluir a pesar de la pandemia de coronavirus, tras la liberación de fechas que supone el aplazamiento de la Eurocopa 2020 a 2021.

Fue una decisión que esperaban desde hace varios días los dirigentes y aficionados de Real Madrid, Barcelona, Juventus o PSG. "Todas las competiciones de la UEFA están suspendidas hasta nueva orden", señaló la confederación europea en un comunicado.

"Un grupo de trabajo fue creado con la participación de las ligas y los representantes de los clubes para examinar soluciones en materia de calendario que deben permitir acabar la temporada en curso", añadió la UEFA.

El objetivo claro es aprovechar las fechas liberadas por el aplazamiento de la Eurocopa, prevista del 12 de junio al 12 de julio de este año, para que la Liga de Campeones y la Europa League finalicen, así como los campeonatos nacionales, en este momento suspendidos por el coronavirus.

Favorable al aplazamiento, la muy influyente Asociación de Clubes Europeos (ECA) anunció este martes que participaba "activamente con atención y un compromiso total en el grupo de trabajo coordinado por la UEFA".

¿Un formato diferente?

Este grupo debe "desarrollar y modelar los aspectos prácticos de la gestión del calendario con el objetivo de maximizar las opciones de concluir los partidos de clubes restantes de la temporada 2019-2020", añadió la ECA.

Si la Champions y la Europa League concluyen, las dudas radican en el modelo: el formato clásico de partidos de ida y vuelta, o un nuevo desenlace con un torneo de eliminación directa en terreno neutro, como han sugerido algunos actores del medio en la prensa deportiva.

Desde el anuncio el viernes del aplazamiento de los octavos de Champions y Europa League, la UEFA tiene una patata caliente: encontrar fechas para la recta final de ambas.

Champions, más rentable que Eurocopa.

Cuatro equipos han alcanzado los cuartos de final de la Champions; París SG y Atalanta, que jugaron sus vueltas de octavos a puerta cerrada, Atlético y Leipzig.

Faltan por disputarse Barcelona-Nápoles, Bayern-Chelsea, Manchester City-Real Madrid y Juventus-Lyon.

Otro aplazamiento contribuirá a que la Liga de Campeones pueda jugarse hasta el final. Este martes la Conmebol, en cooperación con la UEFA, anunció que aplazaba la edición de 2020, prevista en junio y julio en Colombia y Argentina, a 2021.

Esto evitará que muchas estrellas sudamericanas, comenzando por el seis veces Balón de Oro Lionel Messi, tengan que abandonar la máxima competición europea de clubes para irse con su selección.

Con estos movimientos, la UEFA guarda su joya, la Liga de Campeones, la competición más rentable que rige (la Eurocopa 2016 generó 1.900 millones de euros de cifra de negocios).

La Champions, una máquina de ganar dinero, junto a la Europa League y la Supercopa de Clubes, deberían generar 3.250 millones de euros de "ingresos comerciales brutos" esta temporada, según la UEFA.

Una mina de oro a preservar. Cueste lo que cueste.