Última Hora

A raíz del COVID-19 en Costa Rica surge el tema del lavado constante de manos, pero dejamos de lado un aparato que no puede pasar por desapercibido y es el uso de los celulares.

Varios países del mundo impulsan a sus ciudadanos a mantener normas de higiene en su interacción con otras personas, pero también manifiestan que estas deben trasladarse a otros espacios como teléfonos móviles y superficies que podrían ser puntos de infección del coronavirus.

Tanto así que en países como Colombia, las autoridades sanitarias han impulsado una campaña de limpieza de estos aparatos.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Arizona (Estados Unidos), un teléfono celular tiene en promedio 10 veces más bacterias que la tapa de un inodoro, mientras que nueve de cada 10 contienen un microbio potencialmente propagador de alguna enfermedad. ¿La razón? Son dispositivos que están en constante contacto con las manos.

Mientras que la Universidad de Barcelona reveló en otro estudio que las pantallas de los teléfonos móviles pueden contener hasta 600 bacterias, es decir 30 veces más que las que se encuentran habitualmente en una tapa del inodoro.

Un caso similar es el de los teclados de las computadoras, que en general albergan bacterias contaminantes de la comida, como escherichia coli, coliformes o estafilococos.

Para profundizar más sobre este tema Teletica.com entrevistó al profesor Cátedra de Virología Médica de la Universidad de Costa Rica (UCR), David Loría, MQC/PhD.

Siempre surge la inquietud del uso del celular como mecanismo de transmisión del SARS-COV-2 agente causante del brote actual del COVID-19 y la complicación de la neumonía viral.

¿Qué tan peligroso es un celular en lo que virus y bacterias respecta?

Lo que la gente tiene que entender es que tiene que pensar en todas aquellas interacciones con otras personas en donde pueda haber trasporte de gotas de fluidos, si el celular es de uso propio y básicamente nunca nadie lo toca, entonces es bajo el riesgo, si el celular se le presta a niños este si va a servir de transporte.

¿Realmente se puede contagiar una persona de virus y bacterias por medio del celular?

Bajo el entendido anterior, hay ciertos puntos dentro del hogar que pueden ser más vulnerables de contaminación y contagio. Si pensamos que dentro del hogar estamos protegidos, estamos equivocados, si un miembro del hogar está enfermo este va a estar todo el día liberando virus alrededor del hogar, por lo que los miembros de ese núcleo estarán muy expuestos y es donde se pueden dar la mayoría de las infecciones.

¿Cuál es la recomendación en estos casos?

Lo correcto es que aquella persona que está enferma con sintomatología respiratoria se aísle dentro del hogar, esto hasta donde sea posible debería aislarse en su cuarto solo, usando sus propios cubiertos y en la medida de lo posible su propio baño. Si esto no es posible, separarse con una cortina.

¿Cómo se debe limpiar el celular y el resto de aparatos electrónicos?

La limpieza debe de darse pensando en cuales son los puntos donde la persona pudo haber contaminado con gotitas de una tos o un estornudo; por ejemplo, el control remoto, el toma corriente, el cable de cargar el celular, los picaportes de las puertas, la manigueta de la refrigeradora, en fin hacer la tarea mental del comportamiento de las personas dentro de la casa.

¿Qué tan fácil es la propagación del virus dentro del hogar?

Entendamos esto, si la persona enferma en la casa va a escupir la flema a la tasa del inodoro, escupe creando un aerosol de gotitas de saliva que algunas caen fuera de la tasa, luego llega otra persona a subir o bajar la tasa y se contamina la mano, si salió del baño sin lavarse las manos por que se dijo a sí mismo solo oriné, saldrá y al tocarse boca o nariz se va a infectar.

O si por el contrario, en nuestro hogar hay personas con factores de riesgo aumentados que queremos proteger, lo anterior lo tenemos que hacer con ellos, crear un cordón de limpieza hacia ellos, evitar que se den puentes entre posibles personas enfermas y ellos, principalmente los conocidos que llegan a saludarlos.

Los especialistas aseguran que hay estudios que demuestran que algunos virus pueden durar de dos a nueve días en algunas superficies y seguir siendo infeccioso.

Por lo que la limpieza de los aparatos electrónicos debe ser frecuente, en especial porque en el mercado no existen protectores para celulares certificados como antibacteriales.

Además, como mencionó anteriormente Loría, el contagio va a ser más fácil si el aparato se encuentra cerca de lugares como baños no limpios o cerca de alguna persona que estornudó o tosió cerca del aparato.

Se recomienda la limpieza con implementos que contengan alcohol en por lo menos un 60% y evitar abrasivos como el cloro.