Última Hora

Su anhelo empezó desde muy niña y con el paso del tiempo su sueño se hizo realidad. Stephanie Blanco dejó la comunidad de Amubri Talamanca para convertirse en futbolista.

A sus 19 años no solo juega en uno de los equipos más grandes del fútbol femenino como lo es Alajuelense, sino que su personalidad y nivel en el terreno de juego, la llevaron a hacer historia.

Blanco es la primera futbolista indígena en jugar en la Selección Nacional.

Tras su participación más reciente en el Preolímpico, Stephanie fue elegida dentro del 11 ideal, al lado de futbolistas de renombre.

Perseguir sus sueños y romper barreras es algo que disfruta, pero reconoce que su extraña a su familia.

Esta futura fisioterapeuta disfruta de su primera temporada en Alajuelense y espera poder levantar el título de campeón nacional.

Observe la historia completa en el video adjunto.