Última Hora

Luego de una larga espera y un arduo proceso de contratación, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) anunció este miércoles la adjudicación de las ampliaciones en la ruta Barranca – Limonal y el sector de La Angostura, ambos en Puntarenas.

Se trata de dos proyectos largamente esperados por la provincia porteña que podrían estar terminados en menos de tres años.

El Consorcio Ruta 1, formado por las empresas Hernán Solís e Ingeniería Estrella, será el encargado de ambas obras, según se detalla en el diario La Gaceta de esta semana.

Si no hay apelaciones, los 50 kilómetros del tramo entre Barranca y Limonal, en la Interamericana Norte, estarán listos en 30 meses.

Mientras tanto, los tres kilómetros en el sector de La Angostura estarían listos en 12 meses.

Ambos proyectos tendrá un costo de $182.572.060 el equivalente a unos ₡105.000 millones, según la oferta presentada por el consorcio.

“Esperamos que no se presenten mayores contratiempos en la firmeza de la adjudicación, de tal manera que se puedan iniciar obras, a más tardar, en el segundo semestre de este año”, aseguró el ministro de Transportes Rodolfo Méndez.

Estas obras, que pasarán de 2 a 4 carriles en ambas rutas, serán financiadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El proyecto Barranca-Limonal ya se había licitado y adjudicado el año anterior, pero se hizo en dos tramos separados: Barranca-San Gerardo y San Gerardo-Limonal.

Sin embargo, las apelaciones y anulaciones elevaron su costo inicial en más de $30 millones, lo que motivó al MOPT a anularlo de manera definitiva y volver a abrir la licitación como un solo proyecto, que es el actualmente adjudicado.


“Este proyecto se suma a las obras de ampliación que se desarrollan en Limonal-Cañas y a los trabajos que ya culminaron entre Cañas y Liberia, dando así un mayor desahogo al tránsito entre Guanacaste y Puntarenas”, detalló el jerarca del MOPT.

El sector de La Angostura, por su parte, es una vieja deuda de los gobiernos con los puntarenenses, que desde hace años claman por una solución para la única vía de ingreso terrestre que existe al corazón de la provincia.

En agosto de 2018, tanto el ministro como el propio presidente Carlos Alvarado se habían comprometido con los puntarenenses en solucionar este cuello de botella, por donde transitan diariamente unos 16.000 vehículos.

Los diseños, según detalló el MOPT, contemplan además de la ampliación de dos a cuatro carriles, la construcción de un paseo marítimo con aceras y de ciclovías y elementos de seguridad para peatones, ciclistas y conductores.