Última Hora

Niños de cuatro años o más, en riesgo social, ahora podrán recibir clases de su instrumento musical favorito.

El Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) incluyó estas lecciones en su programa Puente para el Desarrollo.

De esta manera, los menores podrán explotar todo su potencial.

Tocar un instrumento musical no solo sirve como pasatiempo o para brindar un espectáculo, también les ayuda a desarrollar su mente y así facilitar otros procesos de aprendizaje.

Unas 20.000 familias se benefician del programa gubernamental Puente para el Desarrollo y, según el IMAS, hay planes para incluir a 19.000 más este año.

Los niños que viven con madres solteras o que son cuidados por adultos mayores tendrán prioridad.