Última Hora

Desde el mes de enero se han registrado una serie de apariciones de pelicanos muertos y enfermos en diferentes playas de la Península de Nicoya en Guanacaste, por lo que las autoridades del Área de Conservación Tempisque (ACT) y del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) realizan varios estudios para determinar la causa de las muertes.  

Para determinar el motivo de las muertes se está trabajando junto con el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) y con la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional (UNA) quienes se desplazaron a varias playas para evaluar la situación.

“En este momento al no tener aun la causante de la enfermedad, se recomienda a la población que, si encuentran un pelícano o cualquier otra ave marina enferma, no la toquen y procedan a comunicarse al SINAC y realizar el debido reporte para la atención del animal”, señaló Óscar Mario Pérez, encargado de vida silvestre del ACT.

Los estudios virológicos realizados por diferentes escuelas veterinarias no han arrojado resultados positivos, por lo que se piensa en una posible intoxicación.

Las autoridades indican que si alguna persona encuentra un ave muerta o enferma comunique de inmediato sobre su aparición al SINAC para el adecuado registro y seguimiento epidemiológico al teléfono 8803-7979.

El SINAC señala que trabajan en conjunto con la UNA para atender el brote de mortalidad y controlarlo lo antes posible.