Última Hora

La mítica carrera ciclista París-Niza vivirá las salidas y las llegadas de etapa a puerta cerrada, en el marco de las nuevas medidas ligadas al coronavirus, anunciaron este lunes los organizadores (ASO).

"Habrá restricciones de acceso al público en los lugares de las salidas y de las llegadas de las etapas, con la colocación de barreras de protección a 100 metros del podio para las salidas y a 300 metros para las llegadas", declaró la empresa ASO.

La medida se aplicará a partir de la segunda etapa, este lunes, con salida en Chevreuse y llegada en Châlette-sur-Loing.

Los organizadores de la prueba, conocida como 'Carrera del Sol', explicaron la decisión "con el fin de cumplir la prohibición de reuniones de más de 1.000 personas impuesta por el ministerio de Sanidad" francés.