Última Hora

La jornada del sábado arrancó con el partido de dobles entre Jesse Flores y Pablo Núñez por Costa Rica ante los búlgaros Alexandar Lazarov y Adrian Andreev.

La victoria fue para los nacionales en tres sets con parciales 7-6,4-6,7-6 (12). Un juego donde Flores y Núñez se mantuvieron mentalmente muy fuertes, logrando resolver situaciones complicadas con mucha frialdad, sumado a que con el servicio anduvieron muy atinados.

Luego de dos horas de partido y con el público a su favor, Costa Rica recortó distancias ante los europeos para poner la serie 2-1.

“Fue un partido muy emocionante, por dicha logramos ser consistentes y eso se reflejó en el marcador. Pudimos salvar puntos importantes y el Tie Break.

Punto decisivo.

Luego de las emociones del dobles, llegó el partido más importante de la noche, en la cancha estadio del Country Club se vieron las caras Jesse Flores y Dimitar Kuzmanov ambos como las mejores raquetas de cada país.

En el primer set, el búlgaro dominó con más claridad sus golpes, exigiendo al máximo al tico que no pudo levantar y terminó perdiendo 4-6.

En el segundo set, se repitió la dosis, Flores lo intentó, pero dos quiebras marcaron el rumbo del juego y terminó perdiendo 3-6 ante un Kuzmanov quién mostró una actitud poco profesional por meterse constantemente con el público.

Ya en un partido de mero trámite, Rodrigo Crespo perdió el quinto juego de la Copa Davis 6-2,6-4 ante Alexander Donsky.

Con este resultado, Costa Rica perdió la serie 1-4 ante Bulgaria y ahora deberá volverá a grupo 3 de Copa Davis.

Copyright © 2020 Teletica. Todos los derechos reservados.

ray.media