Última Hora

El título de campeón de la Superliga argentina conquistado por Boca Juniors este sábado en la última fecha quebró una racha negativa de seis años en la que sus hinchas sufrieron ver 11 vueltas olímpicas del archirrival River Plate, que le impuso para colmo una paternidad.

En otras épocas era al revés y los 'xeneizes' solían celebrar más éxitos ante los 'millonarios'. Pero en menos de una década, River pasó del dolor por un histórico descenso a segunda división a disfrutar el mejor momento de su historia, bajo la batuta del DT Marcelo Gallardo.

En varios de los campeonatos ganó con el dulce sabor de llenar de frustraciones a Boca, adversario de toda la vida.

Ahora le tocó disfrutar a los auriazules con un equipo conducido por Miguel Ángel Russo, quien había sido el DT con el que obtuvieron la Copa Libertadores-2007.

Con el desembarco de Marcelo Gallardo como entrenador en junio de 2014, River empezó una etapa de reverdecer laureles, ya que al 'Muñeco' le bastó menos de medio año para conquistar la Copa Sudamericana, un título que marcó el final de una sequía de 17 temporadas sin festejos en el ámbito internacional.

En aquel torneo River también se dio el lujo de eliminar a Boca en las semifinales, porque luego de un 0-0 en la Bombonera, el 'millonario' ganó por 1-0 en el Monumental después de que los 'xeneizes' tuvieron la gran chance con un penal al minuto de juego, pero Marcelo Barovero entró en la historia del club al atajarle el remate de Emmanuel Gigliotti desde los once metros.

Al año siguiente, Gallardo condujo a River a la obtención de la Copa Libertadores que tuvo su episodio más resonante en los octavos de final, con un superclásico que terminó con escándalo, porque después del 1-0 millonario en la ida, el desquite fue suspendido por un ataque con gas pimienta por parte de un hincha 'xeneize' a los jugadores de River.

El incidente determinó la descalificación de Boca del torneo y el consiguiente avance de River, que se consagró campeón de la Libertadores por tercera vez y luego de 19 años con un categórico 3-0 en la final sobre el mexicano Tigres.

El ciclo de esplendor convirtió a Gallardo en el entrenador más ganador de la rica historia de River con una oncena de coronas, incluidas tres Copas Argentinas (2016, 2017 y 2019) y una Supercopa Argentina (2017).

Fin de las amarguras.

Una de las amaguras boquenses había sido aquella final de la Supercopa Argentina. River tuvo otra satisfacción a costa de su archirrival, ya que en Mendoza (oeste) se impuso por 2-0 en el duelo a todo o nada, en lo que era la segunda finalísima entre ambos desde el Campeonato Nacional-1976.

Tras más de un siglo con pocos éxitos fuera de las fronteras, River se abrazó a las conquistas en el exterior con siete títulos en la era Gallardo, con la Copa Sudamericana-2014, las Copas Libertadores 2015 y 2018, las Recopas Sudamericanas 2014, 2015 y 2019, y la Copa Suruga Bank 2015.

La cumbre del ciclo Gallardo llegó el 9 de diciembre de 2018, con la memorable final que River y Boca protagonizaron en el Santiago Bernabéu, con victoria por 3-1 para los 'millonarios' en tiempo suplementario, después de que el desquite se mudó a Madrid por la agresión de hinchas de River al autobús que transportaba al plantel de Boca el 24 de noviembre.

Lucas Pratto, el colombiano Juan Fernando Quintero y Gonzalo Pity Martínez entraron en los libros de River como autores del mayor éxito, que además significaba la obtención de la cuarta Copa Libertadores, la más preciada de todas.

La paternidad de River en los últimos años tuvo otro capítulo cercano con la semifinal de la Copa Libertadores-2019, donde Boca buscó desquite de lo sucedido en Madrid, pero volvió a quedarse con las manos vacías, con un 2-0 para los de la banda roja en la ida, y un 1-0 para Boca en el desquite que no alcanzó para revertir otra serie de color rojo y blanco.

En esta Superliga, los 'xeneizes' estuvieron punteros, luego decayeron, y cuando River había tomado la punta a principios de 2020, la recta final del certamen se convirtió en una lucha palmo a palmo entre los dos poderosos.