Última Hora

El ídolo brasileño del fútbol Ronaldo de Assis Moreira (Ronaldinho Gaúcho) y su hermano Roberto pasaron la noche en el cuartel de la Agrupación Especializada de la Policía, procesados oficialmente por la tenencia de documentos paraguayos adulterados, tras ser detenidos muy entrada la noche del viernes en un hotel cinco estrellas de Asunción, informaron este sábado fuentes de las fuerzas del orden a la AFP. 

Ronaldinho durmió en una cama de una plaza dentro de una oficina administrativa, habilitada como celda en el llamado "cuadrilátero" de la Agrupación, relató el jefe del cuartel, el comisario Blas Vera. 

A pocos metros del improvisado dormitorio están encerrados un conocido político de Paraguay procesado por corrupción y Ramón González Daher, el expresidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol . 

En el mismo edificio cumplen pena presos llamados especiales, algunos de ellos considerados peligrosos vinculados a procesos por narcotráfico . 

El exfutbolista, que militó en el F.C. Barcelona y en el Paris Saint Germain, y ganó el Balón de Oro 2005, recibió de inmediato varias visitas y pidió comida a una cadena de comida rápida para cenar poco antes de la medianoche. 

Uno de los visitantes le hizo entrega de una bolsa con frazadas y ropa de cama, y dos abogados que lo acompañaron salieron con mochilas presuntamente pertenecientes a Ronaldinho y su hermano, que contenían enseres personales, mudas de ropa y elementos de aseo, informó el periodista Iván Leguizamón, del diario ABC. 

Ronaldinho y su hermano fueron detenidos en su hotel cuando acababan de arribar del Palacio de Justicia donde comparecieron por unas siete horas ante el juez de la causa, Mirko Valinotti. 

El magistrado había señalado a periodistas que los Assis Moreira estaban libres pero indicó que había devuelto el expediente a la Fiscalía. 

La fiscala general del Estado, Sandra Quiñonez, ordenó entonces la sustitución de los fiscales de la causa que recomendaron la libertad de los brasileños. 

El nuevo representante del Ministerio Público en el proceso, Osmar Legal, ordenó la captura de ambos y su remisión al cuartel de la Agrupación Especializada. 

Ronaldinho y Roberto deben comparecer en el transcurso del sábado ante el fiscal legal quien determinará si declara su libertad provisional. 

En el marco de la causa, el brasileño Wilmondes Sousa Lira, supuesto representante del exfutbolista, fue imputado por producción de documentos falsos, asociación criminal y uso de documentos falsos y la Fiscalía pidió su prisión. 

Las paraguayas María Isabel Gayoso y Esperanza Apolonia Caballero, fueron imputadas por abuso de documentos de identidad y asociación criminal. Las mujeres eran dueñas de los pasaportes que fueron adulterados y obsequiado a los brasileños.