Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvo a tres personas sospechosas de amarrar y matar a un hombre para robarle su carro.

El bajonazo ocurrió la madrugada de este sábado en Patarrá de Desamparados.​

La víctima era un hombre llamado Jorge Eduardo Barrot Hernández de 53 años.

Informes preliminares del OIJ señalan que minutos antes de la 1 a. m., agentes del OIJ  se encontraban realizando un operativo en vía pública cuando observaron que se acercaba un automóvil y que el conductor se veía con actitud sospechosa.

Se les detuvo a los sospechosos y cuando los agentes judiciales se acercaron observaron que había rastros de aparente sangre dentro del carro. 

Cuando los investigadores judiciales consultaron dicho vehículo se percataron que no pertenecía a ninguna de las personas, por lo que contactaron al propietario registral,  y uno de ellos les indicó que él se lo alquilaba a Barrot, quien trabajaba brindando transporte de personas por medio de plataformas de internet.

Ante esa situación, los oficiales dieron a la tarea de realizar una búsqueda en los sectores cercano al lugar de la detención, para tratar de dar con el masculino que alquilaba el carro.

A los dos kilómetros lo ubicaron en un lote baldío atado de manos, con la camisa cubriéndole el rostro y con gran cantidad de sangre, por lo que dieron aviso a la Cruz Roja. 

Una unidad de Cruz Roja, se presentó al lugar y los paramédicos al revisar a Barrot indicaron que aún presentaba signos de vida, por lo que lo iban a trasladar a un centro médico.

Cuando iban a realizar un trasbordo del paciente a una unidad de soporte avanzado, Barrot murió.

El cuerpo tenía varios golpes en la cara y fue remitido a la Morgue Judicial, para que se le realice la respectiva autopsia.

A los detenidos se les decomisó un arma de fuego tipo pistola.

Los sospechosos son dos hombres de apellidos Serrano Ángulo (24 años), y Rojas Romero (24 años), además de una mujer de apellidos Ramos Méndez (19 años).

Los detenidos quedaron a las órdenes de las autoridades. El caso está bajo investigación.