Última Hora

El plan de salvamento que lanzó el Gobierno para ayudar a las personas endeudadas no tendrá el impacto esperado.

Hasta febrero se habían logrado colocar 26.000 millones de los 165.000 millones que se plantearon como meta.

Y es que muchos de los deudores no califican para obtener los beneficios de este programa, pues sus deudas superan sus ingresos y su capacidad de pago.

Según Danilo Montero, de la Oficina del Consumidor Financiero, el desempleo y la situación económica de varias familias también es un factor que juega en contra.

Para la Oficina el Consumidor Financiero es necesario tomar otro tipo de medidas cuando se tienen comprometidos más de la mitad de los ingresos.

Lo ideal es que las cuotas de todos los créditos familiares no superen el 35% de los ingresos líquidos, con el fin de tener un porcentaje para cubrir las necesidades básicas e imprevistos de la familia.

Bajo el plan de salvamento, los bancos están aceptando porcentajes mucho más altos, para ayudar a las personas.

Observe todos los detalles en el video adjunto.