Última Hora

Por: Pablo Elizondo (@pabloelizondocr)

Después de la guerra de 1948 la cosas para muchas familias no eran fáciles, algunos tuvieron que buscar alternativas y migrar a nuevas tierras. Ese fue el caso de la Familia Chacón, que en la década de los 50 colonizaron las agrestes montañas del Cerro de la Muerte, encontrando su hogar en el pacífico valle de San Gerardo de Dota.

Efraín y su hermano Federico llegaron con pocas cosas, pero con muchas ganas de trabajar. Por muchos años se dedicaron la agricultura, sin pensar que el potencial de sus tierras estaba en la grandiosa biodiversidad que albergan sus montañas.

Después de dedicarse a la agricultura y sin planearlo mucho, comenzaron a llegar visitantes, atraídos al principio por la pesca de trucha, poco después y como resultado de una publicación en una revista científica, comenzaron a fluir los turistas, explica don Efraín Chacón, uno de los pioneros y quien a sus más de 90 años todavía sigue contando sus increíbles historias, sobre lo difícil de los primeros años, pero siempre cargadas de buen humor y mucho positivismo. Así fue como se inició el ecoturismo en Costa Rica.

Hoy son miles los visitantes al corazón del bosque nuboso, que alberga una comunidad especial de aves, muchas de ellas endémicas, es decir que solo viven en una zona geográfica restringida.

San Gerardo de localiza al sur de San José, en la parte alta del cantón de Dota, y se tarda un par de horas en llegar, lo que lo hace ideal para una visita de un día, sin embargo 2 días le permitirán explorar con más calma sus múltiples atractivos.

El quetzal es una de las aves más impresionantes del mundo, y este es uno de los mejores sitios para observarla, eso sí, levantarse temprano ya que son más frecuentes a esta hora del día.

En San Gerardo se localiza el Río Savegre, el cual ha sido reconocido internacionalmente como el río más limpio de Centroamérica. Aquí el acercamiento con el aire más puro, las especies más impresionantes y los robledales más hermosos de Costa Rica son el menú de todo viajero.

Actualmente se han establecido múltiples hoteles y opciones de hospedaje que han traído desarrollo a esta comunidad, de acuerdo con don Efraín, quien también fundó el primer hospedaje de esta zona, el Hotel Savegre, la población de turistas supera en dos o tres veces la cantidad de habitantes fácilmente.

Si quiere conocer una de las historias más bonitas de conservación y desarrollo, y explorar las montañas más bonitas de Costa Rica, San Gerardo de Dota es su destino.