Última Hora

Las huertas caseras además de garantizarle la calidad de los alimentos que consume, pueden convertirse en terapia y hasta en una actividad que promueve la unión familiar.

Ese es el caso de Guillermo Morales, un amigo que desde hace casi un año convirtió su jardín prácticamente en su "feria o mercado personal".