Última Hora

En enero y febrero de este 2020 la Policía de Control Fiscal (PCF) del Ministerio de Hacienda decomisó más de 2.500.300 unidades de mercancías variadas, ya fuera por presunto contrabando o incumplimiento la Ley de Registro Fiscal de Importadores Fabricantes y Distribuidores.

Productos enlatados, alimentos y cigarros fueron las mercancías que más fueron confiscadas por la PCF. Además, junto con autoridades policiales, esta unidad decomisó más de 86 mil unidades de diferentes tipos de licor.   

En días recientes se dieron tres inspecciones en el Valle Central por supuestas faltas a la Ley de Observancia de los Derechos de Propiedad Intelectual.

Una de ellas fue en Alajuela, donde fueron allanadas dos agencias aduanales por importación de mercancías aparentemente falsas, que fueron recogidas y puestas a la orden de la autoridad judicial.

Otra se dio en San José, cuando la PCF allanó una tienda en donde se vendían productos para elaborar cigarrillos. Esta última intervención se llevó a cabo en conjunto con la Fiscalía de delitos económicos, tributarios y aduaneros y el Juzgado Penal capitalino.

El trabajo en conjunto de diferentes autoridades judiciales también permitió revisar 272 unidades de transporte de mercancías con placa extranjera, pero que no contaban con autorización aduanera.

“La acción conjunta entre cuerpos policiales es básica para una mayor efectividad del combate a la evasión fiscal, el comercio ilegal y el contrabando. Incrementaremos estos operativos conjuntos para brindar a la población una mayor protección contra la ilegalidad”, manifestó Jacqueline Soto Rivel, directora de la Policía de Control Fiscal.