Última Hora

Una de las víctimas del coronavirus es la industria tecnológica, mayoritariamente la que fabrica sus productos en Asia.

La empresa Samsung tuvo que cerrar temporalmente la fábrica en la que produce su nuevo teléfono Galaxy Z Flip, que anunció apenas hace dos semanas.

La razón es que en la planta localizada en la ciudad de Gumi apareció un nuevo caso de coronavirus y la fábrica se cerró de forma preventiva.

En China muchas fábricas de empresas como Apple cerraron incluso varias semanas; los retrasos provocados por estos cierren generan pérdidas millonarias a la industria de la tecnología.