Última Hora

El desborde del río Taquiña, en el departamento de Cochabamba (centro), inundó este sábado la población de Tiquipaya sin causar víctimas mortales aunque sí daños en varias viviendas, lo que obligó a evacuar la zona. 

"Lo importante ahora es la emergencia, lo importante es trabajar en medidas preventivas, es preciso estar trabajando con la maquinaria que se necesite y ayudarlos en la emergencia (...) gracias a Dios que no hubo pérdidas humanas y esperamos que no suceda", dijo la presidenta interina, Jeanine Añez, a los pobladores de la zona tras una visita.

La mandataria instruyó a los ministros de Gobierno, Defensa y de Obras Públicas, la atención inmediata de la emergencia.

En varios videos se ve como el torrente de agua entra en las casas de la zona y sepulta debajo de un manto de lodo y piedras toda la población, situada a unos 200 kilómetros al este de La Paz. 

Helicópteros procedieron esta mañana al rescate de varios pobladores atrapados por la riada.

Inicialmente, el río se desbordó la noche del viernes, pero el episodio más intenso se registró en la madrugada de este sábado. La inundación fue provocada por las intensas precipitaciones.

"Pido a las personas que evacuen sus casas. Su vida es más importante", instruyó Esther Soria, gobernadora de Cochabamba, quien, en un informe preliminar, reportó 22 viviendas afectadas y 92 personas evacuadas. Aún se espera un informe oficial de las autoridades de Defensa Civil.

"Al momento es un desastre (…) La situación es compleja porque por información de los técnicos de la gobernación, la crecida del río (Taquiña) es permanente y ya se ordenó la evacuación. Esperemos que los pobladores nos colaboren y que salgan de sus casas, esa es la principal preocupación”, detalló el ministro de Defensa, Luis Fernando López. 

La zona fue afectada hace dos años por un desastre similar que se atribuyó a trabajos de deforestación ejecutados en la zona para habilitar terrenos destinados a la construcción de viviendas.