Última Hora

Autoridades mexicanas, desde el presidente hasta el Congreso, expresaron este viernes su apoyo a un inédito "paro nacional de mujeres" convocado para el próximo 9 de marzo en protesta por una escalada de violencia de género que conmociona al país.

La iniciativa, lanzada el martes pasado a través de redes sociales por el colectivo feminista "Brujas del Mar", del estado de Veracruz (este), se promueve con el lema "¡El nueve ninguna se mueve!" y el hashtag #UNDÍASINNOSOTRAS.

"Que se manifiesten las mujeres, tienen todo su derecho, son libres. Nuestro gobierno garantiza el derecho a disentir", dijo el presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador durante su habitual conferencia matinal.

México, donde los feminicidios escalaron un 136% entre 2015 y 2019, ha sido sacudido recientemente por los brutales crímenes de Ingrid Escamilla, joven de 25 años apuñalada y desollada por su pareja, y el de una niña de siete años que fue secuestrada con fines de abuso sexual y luego asesinada, ambos en Ciudad de México.

Pero el mandatario sugirió a las participantes tener "mucho ojo" pues cree que sus opositores políticos también están detrás de la protesta.

"Claro que está la derecha metida, los conservadores. O sea, así como hay mujeres que por convicción y de manera libre protestan y lo van a seguir haciendo, así también hay oportunistas", añadió.

El veterano líder aseguró, sin embargo, que no habrá "ninguna represalia" contra las mujeres que decidan ausentarse de sus trabajos.

Arussi Unda, representante de "Brujas del Mar", dijo estar sorprendida por el alcance que ha logrado la convocatoria e insistió en que no se hace contra ninguna institución o persona en específico.

"Esto no se trata ni de López Obrador, ni del (partido conservador) PAN ni del (centrista) PRI", añadió a la emisora Grupo Fórmula.

La alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo que ordenó a todas las alcaldías y dependencias de su gobierno no ejercer ningún tipo de represalia laboral contra las que no vayan a trabajar.

Otras instituciones como el Poder Judicial, los senadores y diputados federales, así como universidades públicas y privadas, también se plegaron a la propuesta anunciando que sus empleadas y estudiantes podrán sumarse.

Entre los privados, la gigante de medios Televisa informó que sus trabajadoras "quedan en plena libertad" de unirse al paro nacional sin "consecuencia laboral alguna", según un comunicado divulgado el viernes.

En contraste, Beatriz Gutiérrez Müller, la esposa de López Obrador, apoyó primero la iniciativa, compartiendo el jueves la convocatoria en sus redes sociales, pero se retractó horas después publicando el volante de otra protesta que rechaza el paro nacional de mujeres, con el hashtag #UnDíaMásConNosotras y el lema "¡El nueve me mueve!".

Tags