Última Hora

La Fiscalía Adjunta Ambiental solicitó a una empresa lechera el cumplimiento de una medida cautelar, que consiste en cerrar un drenaje de aguas residuales.

Al parecer, las actividades de la empresa Crisme Sur S.A, dedicada a la explotación lechera, causa malos olores, muerte de peces y el malestar en la población que vive en las cercanías del río Ceiba en la provincia de Puntarenas.

La investigación inició en el 2016, tras una denuncia por un supuesto desagüe ilegal que llegaba al río antes mencionado.

El pasado jueves 13 de febrero la Fiscalía pidió el cumplimiento de esta medida preventiva ante el Juzgado Penal de Buenos Aires y se está a la espera de una resolución.

El caso continúa bajo investigación.

Nota de: Luis Estrada Arce.