Última Hora

La Asamblea Legislativa aprobó un impuesto del 5% a la venta e importación de cemento.

La iniciativa contó con el apoyo de 42 diputados en primer debate.

Con esta reforma a la ley de 1983 se establece el cobro de este impuesto a todas las cementeras sin importar su ubicación, pues actualmente solo se cobra en las provincias de Cartago, San José y Guanacaste.

Además, el cemento importado quedaría gravado con un 5%.

El dinero que se recaude será distribuido entre las municipalidades de cada provincia, así como en instituciones de bien social o asociaciones de desarrollo.