Última Hora

El tema de pesca de arrastre pone en discusión varios factores y genera muchas preocupaciones.

Uno de ellos el desempleo, que podría generarse en caso de que cerraran dos plantas camaroneras en Puntarenas.

La otra es la decaída que ha presentado la pesca artesanal por motivo de la actividad realizada por estas compañías.

Y finalmente se presenta el problema del ambiente, que según los expertos provoca este tipo de pesca.

Según las compañías camaroneras, el sistema que han utilizado para la pesca es el permitido por las autoridades, sin embargo, según PRETOMA, ellos han comprobado todo lo contrario.

Por ahora habrá que esperar el accionar, tanto de las compañías como de la Asamblea Legislativa, ya que en los siguientes días las empresas involucradas con la pesca de arrastre solicitarán al Plenario que se reforme la actual ley que les impide continuar con sus labores.

No obstante, la lucha apenas empieza, ya que la organización ambientalista también defenderá tanto a los animales marinos que corren peligro como a las familias de los pescadores artesanales.