Última Hora

El empate (1-1) del Inter de Milán (2º) en casa ante el Cagliari (6º) parecía un mal resultado para los 'nerazurri', hasta que el líder Juventus perdió en su visita a Nápoles (10º) por 2-1, con lo que la diferencia entre los dos primeros clasificados de la Serie A queda en tres puntos.

En el cierre de la 21ª jornada, la Juventus visitaba el San Paolo con la posibilidad de dar un paso de gigante en su objetivo de reconquistar el 'Scudetto' si lograba la victoria.

Pero el Nápoles, rival del Barcelona en los octavos de final de la Liga de Campeones, se impuso con goles del polaco Piotr Zielinski (63) y Lorenzo Insigne (86) para la primera gran victoria de Gennaro Gattuso desde que el entrenador se hizo cargo del equipo a comienzos de diciembre.

"No me confío. Sigamos viviendo día a día", declaró el técnico de un equipo que no ganaba en el campeonato desde el pasado 19 de octubre.

Cristiano Ronaldo redujo diferencias en el 90, pero la Juventus no tuvo tiempo para evitar la segunda derrota de la temporada.

Cristiano Ronaldo ya había marcado al inicio de la segunda parte, pero el árbitro lo anuló por fuera de juego de Gonzalo Higuaín al inicio de la jugada (53) y el propio delantero argentino también estuvo cerca de inaugurar el marcador con un remate que fue bloqueado antes de que llegara a puerta (62).

Tras esas dos ocasiones de los visitantes, fue el Nápoles el que acabaría rompiendo la igualada inicial, con un disparo desde lejos de Lorenzo Insigne que atajó Szczęsny, pero su rechace quedó a los pies del polaco Piotr Zielinski, que empujó la pelota a la red (63).

El técnico juventino Maurizio Sarri, que fue recibido con abucheos por la que fue su afición, metió en la cancha a Douglas Costa y Federico Bernadeschi por Blaise Matuidi y Paulo Dybala para buscar el empate, pero lo que se encontró fue el segundo tanto napolitano.

Un centro desde la derecha de Callejón lo remató Insigne con una bonita volea de derecha, para anotar el segundo (86) y hacer estéril el tanto de Ronaldo en el 90.

"Fuimos demasiado pasivos, demasiado lentos y así es difícil lograr resultados. Enfocamos mal el partido desde el punto de vista de la intensidad y también a nivel físico", dijo Sarri para explicar la derrota de su equipo.

Lautaro: gol y expulsión.

Este resultado hizo bueno el empate del Inter, que volvió a dar muestras que estar perdiendo fuelle a medida que avanza la temporada (tres puntos en las últimas tres jornadas), en un partido en el que marcó y fue expulsado el delantero argentino Lautaro Martínez.

La desesperación de los jugadores del Inter quedó reflejada al final del partido a través de Lautaro, que se encaró con el árbitro por una falta y vio su segunda amarilla.

El Inter se las prometía felices cuando a la media hora de juego Lautaro conectó de cabeza un centro de Ashley Young, acertado en su primer partido tras fichar procedente del Manchester United.

Pero no amplió la diferencia y el Cagliari empató con un disparo desviado firmado por el belga Radja Nainggolan (78), jugador del Inter hasta el comienzo de esta temporada.

El Inter tiene la amenaza, además, de la Lazio (3ª), que pese a poner fin en el derbi de la capital a una racha de once victorias consecutivas, tras empatar 1-1 frente a la Roma, se mantiene a sólo dos puntos.

El derbi de la capital italiana se vio marcado por los errores de los arqueros en los goles. 

Marcó primero la Roma con un tanto de cabeza del bosnio Edin Dzeko, que se adelantó en la salida al portero checo Thomas Strakosha (26).

Más inexplicable fue la acción que dio lugar al empate: en un córner lanzado al segundo palo, Davide Santon metió la cabeza para enviar la pelota a las nubes. Cuando caía y pese a que se iba por la línea de fondo, el arquero español Pau López trató de salvar el saque de esquina, con la mala fortuna que el despeje tocó en el larguero y la pelota cayó mansa para que Francesco Azerbi empujase la pelota el fondo de la red (34).

El empate final satisface a los 'laziales', que pese a poner fin a su racha de victorias, fueron dominados por el equipo local, que dispuso de más ocasiones para llevarse la victoria.