Última Hora

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, discutirá este martes lo que describió como una "crisis de autoritarismo" en Nicaragua, cuando se reúna en Costa Rica con el presidente Carlos Alvarado.

Pompeo, que realiza esta semana una gira por Latinoamérica y el Caribe para afianzar la relación con países socios en la región, llegará a San José tras una visita a Colombia que estuvo dominada por la situación en Venezuela y los esfuerzos del líder opositor Juan Guaidó para propiciar la salida del "ilegítimo" mandatario Nicolás Maduro, y llamar a nuevas elecciones.

"Me dirigiré a Costa Rica, un gran amigo cuyo compromiso con la democracia ha sido claro durante muchas décadas, y discutiremos la crisis del autoritarismo en su propia frontera con Nicaragua", anunció Pompeo el viernes en la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA), antes de iniciar su periplo.

Washington lleva adelante una campaña de presión diplomática y sanciones económicas contra Managua para forzar la partida del presidente Daniel Ortega y su esposa y vicepresidente, Rosario Murillo, elegidos en controvertidos comicios en 2016 y a quienes acusa de corrupción y graves violaciones de los derechos humanos.

El gobierno de Donald Trump, que considera a Nicaragua parte de la "troika de la tiranía" en la que también incluye a Cuba y Venezuela, promueve la realización de elecciones "anticipadas, libres y transparentes" en el país centroamericano para superar el estancamiento político y reactivar la economía.

55.000 nicaragüenses

Pompeo "agradecerá a Costa Rica por promover la democracia a través de su liderazgo en la OEA con respecto a la crisis nicaragüense", dijo a periodistas un funcionario diplomático estadounidense de alto rango durante una sesión informativa sobre la gira del secretario de Estado la semana pasada.

"También agradecerá a Costa Rica por haber recibido a nicaragüenses que huyen de la represión del régimen de Ortega y por su condena constante a los abusos tanto de ese régimen como del de Maduro en Venezuela", agregó bajo condición de anonimato.

La crisis política en Nicaragua, que se inició con protestas antigubernamentales en abril de 2018 y solicitudes de renuncia de Ortega fuertemente reprimidas por las autoridades, dejó al menos 328 muertos y provocó una ola migratoria a países de la región.

Costa Rica ha recibido al menos a unos 55.000 nicaragüenses de los casi 100.000 que huyeron por la crisis, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). En Venezuela, en tanto, más de 4,6 millones de personas han abandonado el país en los últimos años, según la ONU.

Molestia por advertencia de viajes

El Departamento de Estado dijo que el viaje de Pompeo a Costa Rica será el primero de un secretario de Estado estadounidense al país centroamericano en una década.

"Conversaremos sobre temas de alta importancia en el marco de la cooperación en seguridad y el desarrollo de la región", tuiteó Alvarado, apenas se informó de la gira.

El lunes, la Presidencia de Costa Rica dijo que el mandatario propondrá a Pompeo que Estados Unidos "reconsidere el cambio unilateral" de la advertencia de viajes a Costa Rica, que pasó del nivel 1 (tenga precauciones normales) al 2 (incremente las precauciones debido a la delincuencia).

"Costa Rica ha rechazado categóricamente este cambio, aplicado desde el 7 de enero, por considerarlo injusto y desproporcionado", señaló en un comunicado.

Agregó que Alvarado abordará además con Pompeo "la situación de Venezuela y Nicaragua, el incremento de los flujos migratorios y el impacto en Costa Rica, y los esfuerzos conjuntos en materia de seguridad y combate al narcotráfico".