Última Hora

Londres, Reino Unido | Tras ir ganando e incluso desaprovechar un penal, el Leicester (3º), que ha perdido la solidez de la primera vuelta, cayó 2-1 en la cancha del Burnley (14º), que sumaba cuatro derrotas consecutivas, este domingo en la 23ª jornada de la Premier League.

Los Foxes perdieron una buena oportunidad de sacar provecho de los tropiezos de sus rivales el sábado. El Manchester City (2º) empató contra el Crystal Palace (2-2) y el Chelsea (4º) cayó en el tiempo adicional ante el Newcastle (1-0).

En posiciones de Champions, el City tiene 48 puntos, el Leicester 45 y el Chelsea 39. Por detrás el Manchester United (5º) suma 34, antes de citarse este domingo en Anfield con el líder destacadísimo Liverpool (1º, 61), en el cierre estelar de la 23ª fecha.

Este domingo, su partido ante el Burnley resume todos los problemas que sufre el equipo de Brendan Rodgers desde hace varias semanas.

El Leicester se puso por delante gracias a una acción de potencia y velocidad de Harvey Barnes, que recogió el balón en el centro de campo y no paró hasta marcar (33).

Los Clarets le dieron la vuelta al marcador por medio de Chris Wood, de cabeza en un córner (56), y Ashley Westwood, con un potente disparo tras un centro mal despejado.

Los Foxes, cuya defensa no muestra la solidez de la primera vuelta, además desaprovecharon un penal que lanzó Jamie Vardy, en sequía goleadora, con un lanzamiento que despejó Nick Pope (69)