Última Hora

La policía estadounidense investiga este sábado si el saudí que mató a tres personas la víspera, en un tiroteo en una base militar de Florida donde recibía formación, actuó solo o contó con cómplices.  

"Vamos a esclarecer esto", afirmó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desde los jardines de la Casa Blanca. "Intentamos averiguar qué pasó, si se trata de una persona o de varias". 

Según el diario The New York Times, que cita a una fuente anónima, seis ciudadanos saudíes fueron interrogados en el lugar del ataque, entre ellos dos que habían filmado el ataque.

"Los motivos del tirador todavía se desconocen", indicó en Twitter la oficina de Jacksonville de la policía federal estadounidense (FBI), que investiga el caso junto con una unidad especializada en antiterrorismo. 

Un miembro del Ejército del Aire saudí mató a tres personas e hirió a siete el viernes cuando abrió fuego con un arma corta en una sala de clase de la base de Pensacola, antes de que la policía lo abatiera. 

Antes de su ataque había tuiteado mensajes hostiles hacia Estados Unidos, informó el grupo de vigilancia de movimientos yihadistas SITE. 

"Estoy contra el mal, y Estados Unidos se convirtió en su conjunto en nación del mal", escribió el asaltante, que SITE identificó como Mohamed al Shamrani. 

Según medios estadounidenses, los investigadores tratan de comprobar si el autor del ataque publicó realmente aquellos mensajes, en los que se citaba al saudí Osama bin Laden, exdirigente del grupo yihadista Al Qaida muerto a manos de militares estadounidenses en 2011.  

Quince de los 19 pilotos que desviaron aviones y provocaron la muerte de unas 3.000 personas en los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos eran saudíes. 

Ayuda saudí a las familias

Tras condenar ese tiroteo "atroz", Riad intentó el sábado distanciarse de su ciudadano. 

"Como muchos miembros del Ejército saudita, he sido formado en una base militar estadounidense y nos hemos beneficiado de ese entrenamiento (...) para combatir el terrorismo y otras amenazas, junto a nuestro aliados estadounidenses", afirmó el sábado en Twitter el viceministro de Defensa, el príncipe Jaled bin Salmán.

Trump, que habló por teléfono con el rey Salmán sobre lo ocurrido, afirmó este sábado que los dirigentes saudíes estaban "muy afectados" por los hechos de la víspera. 

"Creo que [los saudíes] ayudarán mucho a las familias", dijo el presidente estadounidense. 

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, sugirió el viernes que el reino saudí debería ofrecer una indemnización a las víctimas.

"Obviamente, el gobierno de Arabia Saudita necesita aliviar a estas víctimas. Y pienso que tendrán una deuda aquí puesto que [el atacante] es uno de sus ciudadanos", dijo.

La Marina estadounidense utiliza la base aeronaval de Pensacola, situada en el noroeste de Florida, para programas de entrenamiento para militares de países aliados.