Última Hora

Dos hombres armados que robaban una joyería huyeron de la escena del crimen en un camión de correos robado, llevándose consigo al conductor como rehén. Siguió una dramática persecución policial a alta velocidad que terminó en un tiroteo mortal, dijeron las autoridades de Florida este jueves.

Cuatro personas murieron en la transitada calle donde ocurrió el tiroteo, delante de las cámaras de televisión que transmitían en vivo desde helicópteros. Fallecieron los dos sospechosos, el conductor del camión de correos y un transeúnte, informó el agente del FBI George Piro.

El suceso comenzó al caer la tarde, cuando dos sospechosos armados robaron una joyería en Coral Gables, próximo a Miami, dijo Piro.

"Cuando los sospechosos abandonaron la zona, secuestraron un camión de correos y al conductor", añadió.

Los hombres condujeron lo más rápido posible en la autopista durante la hora de mayor tráfico de la tarde, perseguidos por decenas de coches policiales, provocando un serio congestionamiento.

En un momento de la persecución, la fila de coches policiales que seguían el camión de correos se extendía a lo largo de casi un kilómetro, informó CNN. Cerca de 40 vehículos de emergencia participaron de la carrera.

El tiroteo comenzó cuando el camión de correos quedó atrapado en el tráfico hacia las 17H30 locales en Miramar, unos 40 Km al norte de la joyería.

La policía de Miramar tuiteó que había habido un "tiroteo que involucraba a un oficial" que había dejado "varios muertos", pero que ningún agente de la ley había fallecido.