Última Hora

¿Hasta dónde se hundirá el atletismo ruso? Suspendido desde noviembre de 2015 por un escándalo de dopaje a gran escala, la Federación de Atletismo (Rusaf) está ahora acusada de obstruir una investigación para salvar la cabeza de uno de sus atletas estrella, Danil Lisenko.

Este nuevo escándalo se produce en el peor momento para el conjunto del deporte ruso, de nuevo en el punto de mira de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y bajo la amenaza de una exclusión de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se celebrarán en ocho meses.

Y también ocurre la víspera del Consejo de la Federación Internacional (IAAF), que tenía que discutir el caso de Rusia.

Unidad de Integridad en el Atletismo (AIU), encargada de la lucha contra el dopaje en el atletismo, golpeó fuerte este jueves al suspender al presidente de la Federación Rusa de Atletismo (Rusaf) y a varios responsables, así como al propio Lisenko y a su entrenador Evgenii Zagorulko.

Son acusados de haber aportado falsos documentos para permitir al subcampeón del mundo en 2017 escapar a una sanción por no estar localizable para controles por sorpresa.

En su comunicado, la AIU evoca "infracciones graves" al reglamento antidopaje por parte de la Rusaf, señalando en concreto al presidente Dimitri Chliakhtine, al director ejecutivo Alexander Parkin, y a la coordinadora del antidopaje en el seno de la federación Elena Ikonnikova.

Tres veces sin comparecer 

"Hasta hoy no hemos recibido todos los documentos. (...) Se trata de una suspensión provisional. La investigación sobre el caso prosigue, y los detalles son confidenciales", reaccionó la portavoz de la Federación rusa de Atletismo, Natalia Iukhareva, para la agencia oficial de noticias TASS.

La Rusaf está suspendida por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) desde el 13 de noviembre de 2015, tras la revelación de un escándalo de dopaje de atletas rusos encubiertos por la federación nacional.

Desde entonces, sólo los atletas con un pasado "irreprochable" pueden participar en competiciones de atletismo, y bajo bandera neutral.

Lisenko formaba parte de esa lista de atletas autorizados por la IAAF a participar en los Mundiales de Londres-2017, donde logró la plata.

La AIU le notificó una tercera "no comparecencia" por espacio de un año el 25 de junio de 2018, lo que supone una infracción a las reglas antidopaje. 

Lisenko fue suspendido provisionalmente el 3 de agosto de 2018, a tres días del inicio de los campeonatos de Europa en Berlín, en los que era uno de los favoritos al oro.

La Rusaf y todos los acusados tienen hasta el 12 de diciembre para aportar sus alegaciones a la AIU.

Este caso, iniciado el año pasado, llevó al dirigente de la Agencia Antidopaje Rusa (Rusada), Yuri Ganus, a pedir la dimisión de los dirigentes de la Rusaf.

En una entrevista en el periódico L'Equipe, el 18 de septiembre, Ganus había afirmado que "el caso de Lisenko es criminal".

- Otra vez en punto de mira de la AMA -

En noviembre de 2015, luego del estallido del escándalo de dopaje institucionalizado en el atletismo ruso, la Rusada fue asimismo suspendida por la AMA.

Esta suspensión fue levantada por la AMA en septiembre de 2018, pero a condición de que aportase los datos electrónicos del antiguo laboratorio de Moscú.

En septiembre de 2019, la AMA abrió un proceso tras "incoherencias" constatadas en los datos emitidos a principios de enero de 2019, pidiendo a la Rusada que respondiese a una serie de cuestiones.

"Vi los documentos y las preguntas de la AMA y no veo cómo sería posible (para Rusia) responder (de forma satisfactoria) a esas preguntas", estimó Ganus en la quinta conferencia mundial sobre el dopaje en el deporte, a inicios de noviembre en Polonia.

La AMA presentará en el orden del día de su comité ejecutivo el 9 de diciembre eventuales sanciones contra Rusia.

La AMA, que no pudo impedir la presencia de Rusia en los Juegos Olímpicos de Rio-2016, salvo en el atletismo -suspendido por la IAAF- dispone ahora de un reglamento que le permite imponer sanciones deportivas, con un posible recurso ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).